¿Está harto de gestionar servidores para su aplicación? ¿Quiere reducir el tiempo, el coste y el esfuerzo necesarios para gestionar su infraestructura en la nube? Si es así, la computación sin servidor es la solución a sus dificultades. Esta le permite ejecutar sus aplicaciones sin tener que preocuparse por los servidores y su mantenimiento.

Por ende, a través de este interesante escrito, analizaremos la computación sin servidor, sus ventajas, casos de uso y preguntas frecuentes. Si estas preparado, entonces comencemos.

¿Qué es en realidad la computación sin servidor?

También denominada como serverless computing, tiene que ver con un enfoque de computación en la nube que permite el desarrollo y funcionamiento de aplicaciones sin el uso de servidores. Con la serverless computing no tienes que gestionar servidores ni la infraestructura necesaria para ejecutar tu aplicación.

¿En qué se basa este método?

El modelo de serverless computing se basa en el modelo de función como servicio (FaaS). En esta arquitectura, usted crea el código de su aplicación como una función y lo carga en la plataforma del proveedor de la nube. Del resto se encarga el proveedor de la nube, incluidos el escalado, la disponibilidad y la seguridad.

Cuando su aplicación recibe una solicitud, el proveedor de la nube ejecuta la función y devuelve el resultado al cliente. Usted no tiene que preocuparse de la infraestructura subyacente.

Ventajas de la computación sin servidor

  • Coste reducido: Solo pagas por el tiempo de ejecución de tu aplicación, lo que reduce el coste de gestión de la infraestructura.
  • Mayor escalabilidad: La serverless computing escala automáticamente su aplicación en función de la demanda, lo que garantiza una alta disponibilidad y escalabilidad.
  • Reducción de la sobrecarga operativa: La informática sin servidor elimina la necesidad de gestionar servidores, lo que a su vez disminuye la sobrecarga operativa de la gestión de servidores.
  • Comercialización más rápida: Con la serverless computing, puede centrarse en escribir código y crear su aplicación en lugar de preocuparse por la gestión de servidores.

Te puede interesar: Qué es el Cloud Computing y Cómo está Cambiando el Mundo

Casos de Uso de la Computación sin Servidor

La computación sin servidor es adecuada para una amplia gama de aplicaciones, entre las que se incluyen:

  • Aplicaciones web. Se puede emplear la serverless computing para crear aplicaciones web que requieran alta escalabilidad y disponibilidad.
  • Procesamiento por lotes. La computación sin servidor es adecuada para trabajos de procesamiento por lotes que se ejecutan periódicamente, como el procesamiento de datos, el cambio de tamaño de imágenes y la transcodificación de video.
  • Aplicaciones IoT. La computación sin servidor se presta para construir aplicaciones IoT que requieren procesamiento de datos de baja latencia y procesamiento de eventos en tiempo real.
  • APIs. Podrás utilizar la serverless computing para crear APIs que proporcionen acceso a la funcionalidad de tu aplicación.

Dudas Frecuentes

¿En qué se diferencia el serverless computing de la computación en nube tradicional?

La computación en nube tradicional requiere que usted gestione los servidores y la infraestructura necesaria para ejecutar su aplicación. Con la computación sin servidor, no tiene que gestionar servidores ni la infraestructura necesaria para ejecutar su aplicación. El proveedor de la nube se encarga de toda la gestión de los servidores, la planificación de la capacidad y el escalado.

¿Es la computación sin servidor adecuada para todas las aplicaciones?

Es adecuada para una amplia gama de aplicaciones, incluidas aplicaciones web, procesamiento por lotes, aplicaciones IoT y API. No obstante, puede no ser adecuado para aplicaciones que requieren procesos de larga duración o tienen altos requisitos de memoria.

¿Cómo garantiza la seguridad la computación sin servidor?

Las plataformas de computación sin servidor proporcionan funciones de seguridad integradas, como el aislamiento de la red, el control de acceso a los recursos y el cifrado de datos. Además, el proveedor de la nube se encarga de los parches de seguridad y las actualizaciones de la infraestructura subyacente.

El futuro de la computación en nube es la computación sin servidor. Presenta varias ventajas, como menores costes, mejor escalabilidad, menor sobrecarga operativa y plazos de comercialización más rápidos. Esta puede utilizarse para diversas aplicaciones. Aun así, puede no ser adecuado para aplicaciones que requieren procesos de larga ejecución o mucha memoria.

En lugar de preocuparse por el mantenimiento del servidor, puede centrarse en crear código y construir su aplicación utilizando serverless computing. Este ha transformado el negocio de la computación en nube y seguirá evolucionando, y mejorando en el futuro. La computación sin servidor es la solución a sus dificultades si desea ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo en la gestión de su infraestructura en la nube.