¿Te estás preparando para una entrevista de trabajo en C++? Si es así, probablemente seas consciente de la importancia de dominar los fundamentos de la programación en C++. No obstante, para destacar entre la competencia y conseguir el trabajo de tus sueños, necesitas ir más allá de lo básico y aprender algunos conceptos avanzados de C++.

Quizas ya estes enterado de que, C++ es un lenguaje de programación de alto nivel desarrollado por Bjarne Stroustrup a principios de la década de 1980. Es una extensión del lenguaje de programación C y permite la programación orientada a objetos (POO).

C++ se utiliza para desarrollar una amplia gama de aplicaciones, como software de sistemas, controladores de dispositivos, software embebido, juegos y simulaciones científicas.

El valor de los conceptos avanzados de C

Aunque conocer los fundamentos de C++ es importante, no le conseguirá un trabajo en el competitivo mercado laboral actual. Los empleadores prefieren a las personas que comprenden principios sofisticados de C++ y pueden aplicarlos para resolver retos complicados. Puedes distinguirte de otros candidatos comprendiendo ideas complejas de C++.

Referencias y punteros

Dos de los conceptos más importantes de C++ son los punteros y las referencias. Una variable que almacena la dirección de memoria de otra variable se conoce como puntero.

Una referencia, por otro lado, es una variable que hace referencia a otra variable. Aunque tanto los punteros como las referencias se utilizan para acceder indirectamente a la memoria, tienen algunas diferencias en su sintaxis y semántica.

Punteros

A fin de declarar una variable puntero, es necesario utilizar el operador asterisco (*). Por ejemplo:

int* ptr;

Así se declara una variable puntero llamada ptr que puede apuntar a una variable entera.

Para asignar un valor a un puntero, es necesario utilizar el operador de dirección (&). Por ejemplo:


int x = 10;
int* ptr = &x;

De este modo se asigna la dirección de memoria de x a ptr.

Al acceder al valor de una variable a través de un puntero, es necesario utilizar el operador de desreferencia (*). Por ejemplo:

int x = 10;
int* ptr = &x;
cout << *ptr; // prints 10

Con esto se accede al valor de x a través de ptr.

References

Utilice el operador ampersand (&) para declarar una variable de referencia. Por ejemplo:

int x = 10;
int& ref = x;

Con esto se declara una variable de referencia llamada ref que hace referencia a x.

No necesita utilizar ningún operador para acceder al valor de una variable a través de una referencia. Por ejemplo:

int x = 10;
int& ref = x;
cout << ref; // prints 10

Permite acceder al valor de x a través de ref.

Plantillas

Otra noción fundamental en C++ son las plantillas. Una plantilla es un modelo para una función o clase genérica que puede utilizarse con diferentes tipos de datos.

Mediante el uso de plantillas, puede escribir código que es reutilizable y puede trabajar con diferentes tipos de datos.

Plantillas de funciones

Para declarar una plantilla de función, debe utilizar la palabra clave template y especificar los tipos de datos con los que puede trabajar la función. Por ejemplo:

template
T max(T a, T b) {
return a > b ? a : b;
}

Define una plantilla de función llamada max que puede trabajar con cualquier tipo de datos T. La función devuelve el máximo de los dos argumentos.

Manejo de Excepciones

Es un concepto importante en C++. Te permite escribir código que puede manejar situaciones inesperadas, como errores en tiempo de ejecución o entradas no válidas, con gracia.

Utilizando el manejo de excepciones, puedes evitar que tu programa se bloquee y proporcionar una mejor experiencia al usuario.

Lanzar y capturar excepciones

Si desea lanzar una excepción, debe utilizar la palabra clave throw seguida de una expresión. Por ejemplo:

void foo(int x) {
if (x < 0) { throw "Invalid argument"; } }

Esto produce una excepción con el mensaje "Argumento no válido" si el valor de x es negativo.

Si quiere capturar una excepción, debe utilizar el bloque try-catch. Por ejemplo:

int main() {
try {
foo(-1);
}
catch (const char* msg) {
cout << "Error: " << msg << endl; } return 0; }

Permite capturar la excepción lanzada por la función foo e imprimir un mensaje de error.

Clases de excepción

Es posible definir clases de excepción propias en C++ para manejar tipos específicos de errores. Para definir una clase de excepción, debe heredar de la clase std::exception y anular su método what(). Por ejemplo:

class MyException : public std::exception {
public:
const char* what() const noexcept override {
return "My Exception";
}
};

Aquí se define una clase de excepción personalizada llamada MiExcepción que devuelve el mensaje "Mi Excepción" cuando se llama a su método what().

Punteros inteligentes

Dentro de C++, los punteros inteligentes son una herramienta muy útil para gestionar la memoria de forma más eficiente. Un puntero inteligente es una clase que encapsula un puntero en bruto y proporciona una gestión automática de la memoria.

Punteros únicos

El puntero único es un puntero inteligente que gestiona un único objeto y garantiza que el objeto se destruye cuando el puntero sale del ámbito. Para declarar un puntero único, es necesario utilizar la clase de plantilla std::unique_ptr. Por ejemplo:

std::unique_ptr ptr(new int(10));

De este modo se declara un puntero único llamado ptr que apunta a un objeto entero con el valor 10.

Punteros compartidos

Por puntero compartido se entiende un puntero inteligente que puede compartirse entre varios objetos y que garantiza que el objeto se destruya cuando se elimine la última referencia a él. Para declarar un puntero compartido, es necesario utilizar la clase de plantilla std::shared_ptr. Por ejemplo:

std::shared_ptr ptr1(new int(10));
std::shared_ptr ptr2 = ptr1;

Con esto se declaran dos punteros compartidos llamados ptr1 y ptr2 que apuntan al mismo objeto entero con el valor 10.

Semántica de movimiento

Permite transferir los recursos de un objeto a otro de forma eficiente. Utilizando la semántica de movimiento, puedes evitar copias innecesarias y mejorar el rendimiento de tu código.

Referencias Rvalue

Para poder aplicar la semántica move, es necesario utilizar referencias rvalue. Una referencia rvalue es una referencia que puede enlazarse a un objeto que está a punto de ser destruido. Para declarar una referencia rvalue, es necesario utilizar el operador doble ampersand (&&). Por ejemplo:

void foo(std::string&& str) {
// do something with str
}

Esto declara una función llamada foo que toma una referencia rvalue a un objeto std::string.

Constructor Move y Operador de Asignación Move

Para implementar la semántica move en una clase, es necesario definir un constructor move y un operador de asignación move. El constructor move es un constructor especial que toma una referencia rvalue a un objeto del mismo tipo y transfiere

Manejo de Excepciones

Dentro de C++, el manejo de excepciones es un concepto importante. Te permite escribir código que puede manejar situaciones inesperadas, como errores en tiempo de ejecución o entradas no válidas, con gracia. Utilizando el manejo de excepciones, puedes evitar que tu programa se bloquee y proporcionar una mejor experiencia al usuario.

Lanzar y capturar excepciones

Al lanzar una excepción, debe utilizar la palabra clave throw seguida de una expresión. Por ejemplo:

void foo(int x) {
if (x < 0) { throw "Invalid argument"; } }

De esta forma se lanza una excepción con el mensaje "Argumento no válido" si el valor de x es negativo.

A fin de capturar una excepción, es necesario utilizar el bloque try-catch. Por ejemplo:

int main() {
try {
foo(-1);
}
catch (const char* msg) {
cout << "Error: " << msg << endl; } return 0; }

Permite capturar la excepción lanzada por la función foo e imprimir un mensaje de error.

Para superar con éxito una entrevista de trabajo en C++, es necesario conocer a fondo los conceptos avanzados que hemos tratado en este artículo. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a prepararte para la entrevista:

1. Entender los punteros y las referencias

Existen dos conceptos fundamentales en C++: los punteros y las referencias, que se utilizan con frecuencia en programación avanzada. Asegúrate de que comprendes bien cómo funcionan y cómo utilizarlos.

2. Saber escribir y utilizar plantillas

En C++, las plantillas son una potente característica que permite escribir código genérico que puede trabajar con diferentes tipos. Asegúrate de que sabes cómo escribir y utilizar plantillas de funciones y plantillas de clases.

3. Comprender el principio RAII

La técnica RAII (Resource Acquisition Is Initialization) es una técnica de programación C++ que asocia la adquisición de un recurso (como memoria o un manejador de fichero) con la inicialización de un objeto. Esto asegura que el recurso se gestiona adecuadamente y se libera cuando el objeto sale del ámbito.

4. Familiarícese con la semántica de movimiento

Mover semántica es una característica avanzada de C++ que le permite optimizar el rendimiento de su código evitando la copia innecesaria de objetos. Asegúrate de saber cómo escribir constructores move y operadores de asignación move.

5. Comprender el manejo de excepciones

Gestión de excepciones es una característica crítica en C++ que le permite manejar con gracia los errores y recuperarse de situaciones inesperadas. Asegúrate de que entiendes cómo utilizar bloques try-catch y cómo lanzar y atrapar excepciones.

6. Saber escribir código eficiente

El uso eficiente es una consideración clave en la programación C++, especialmente en aplicaciones de rendimiento crítico. Asegúrese de saber cómo escribir código eficiente minimizando las asignaciones de memoria, reduciendo las copias innecesarias y optimizando bucles y algoritmos.

Por último, si quieres triunfar en tu entrevista de trabajo y convertirte en un desarrollador C++ de éxito, debes aprender los conceptos avanzados de C++.

Estarás bien preparado para enfrentarte incluso a los retos de programación C++ más difíciles si entiendes los punteros y las referencias, las plantillas, el principio RAII, la semántica de los movimientos, el manejo de excepciones y las estrategias de codificación eficientes.

Recuerda practicar constantemente tus habilidades de codificación y aprender para mantenerte a la vanguardia en cada uno de los conceptos avanzados de C++.